El Presidente Sebastián Piñera deberá elegir a un postulante de la quina para integrar la Corte Suprema en los próximos días. Las opciones, que previamente fueron votadas por los 19 ministros del máximo tribunal, ya se encuentran en las manos del Mandatario, quien no tiene plazo límite para definir al próximo magistrado. Sin embargo, esta definición podría determinarla en las próximas semanas.

Luego de que el Jefe de Estado determine el reemplazante de Patricio Valdés -quien dejó una vacante tras cumplir 75 años de edad- la nominación deberá enviarse al Senado. Y será ahí, donde se deberá ratificar por un quórum calificado, es decir 2/3 de los legisladores en ejercicio. Algo que complica al Ejecutivo, que no cuenta con mayoría en la Cámara Alta.

E 9 de abril expusieron 15 candidatos ante el pleno de la Corte Suprema, siendo cinco los más votados: Leonor Etcheberry, Jorge Baraona, Ángela Vivanco, Emilio Pfeffer y Gastón Salinas.

El último nombramiento de un ministro a la Corte Suprema se realizó durante el gobierno de Michelle Bachelet, proceso que tardó ocho meses. Así, la nominación del reemplazante de Pedro Pierry resultó ser la primera vez en que un Mandatario demoró tanto tiempo en designar a un supremo. Solo la designación de Juan Manuel Muñoz, en 2013, tardó más que este proceso, pero se debió a la falta de acuerdos en el Senado, y no a la elección del Presidente.

Ese punto, resulta determinante para la actual administración, pues la elección del nuevo ministro, entre otros factores, se basará en la capacidad de negociación que se tenga con el Senado, por lo que la tarea para determinar un nombre que genere consenso en el Congreso no será una labor sencilla para el Mandatario.

Difícil tarea para el ministro Hernán Larraín

Además, la nominación de Piñera del próximo ministro de la Corte Suprema, se realizará luego de los cuestionamientos que la oposición ha realizado a las reuniones que, en diciembre del año pasado, sostuvo el entonces senador Hernán Larraín (UDI) con el Fiscal Nacional Jorge Abbott. Encuentro que que tuvo como objetivo el abordar la situación del senador Iván Moreira.

A ello se suman los dichos que el mismo Larraín realizó en abril, ahora con la investidura de ministro de Justicia, cuando señaló que “la mayoría de los jueces son de izquierda”. Este escenario hace aún más complejas las negociaciones pues debe ser él quien las encabece en la Cámara Alta.

Esta será una prueba clave que deberá sortear el Ejecutivo en esta materia, pues el nombramiento que realizaría Piñera en los próximos días, será la primera designación de ocho magistrados que le corresponde durante su mandato. Esto, porque ese es el número de los ministros que cumplirán 75 años durante esta administración, edad límite para ejercer como supremos.

Perfil de los candidatos a la Corte Suprema…

Seguir leyendo aquí