1. INTRODUCCIÓN

Luego de ser calificados como aprobados o rechazados por medio de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), los proyectos de inversión pueden enfrentar nuevos trámites en instancias superiores asociadas a reclamaciones administrativas y judiciales.

Para el presente análisis, sólo se consideraron las causas presentadas a los Tribunales Ambientales relacionadas con los numerales 5, 6 y/o 8 del artículo 17 de la Ley N°20.600[1]. Dicho artículo explicita las competencias de los tribunales, y se eligieron solo los numerales mencionados porque son los más directamente relacionados con los proyectos de inversión y su debida tramitación en el SEIA.

De las 176 causas ingresadas a los tribunales ambientales desde su creación hasta junio de 2020, 19 causas fueron acumuladas[2]con otras causas similares, por lo que el universo de causas se reduce a 157. De aquellas, solo 134 causas fueron admisibles[3], siendo el resto consideradas inadmisibles[4]. Descontando las causas relacionadas con consultas de pertinencia (sobre proyectos que aún no habían ingresado al SEIA para cuando ocurrió la reclamación), hubo un total de 129[5] causas judicializadas cuyos proyectos aludidos ingresaron al SEIA[6].

Leer informe completo aquí


[1] Para mayor nivel de detalle, ver anexo.

[2] Las causas son acumuladas por el tribunal ambiental correspondiente cuando se refieren al mismo proyecto, ingresan por el mismo numeral del artículo 17 (N°5, 6 y/o 8), ambas sean admisibles y ambas están simultáneamente en trámite (si alguna ya tuvo sentencia entonces no es acumulable con otra).

[3] Las admisibles incluyen las causas que están actualmente en trámite, las que ya cuentan con sentencia, las que fueron desistidas por el reclamante, y aquellas en que hubo un avenimiento entre las partes.

[4] Las inadmisibles consideran las causas que fueron estrictamente inadmisibles, además de aquellas en que no se da curso a la reclamación, las que se tuvieron por no presentadas, y aquellas en que el tribunal se considera incompetente.

[5] Este número incluye 2 causas que no implican un proyecto en particular, sino que son reclamaciones de mpresas contra resoluciones de organismos públicos que perjudicarían el normal desarrollo de las empresas implicadas. Eso sí, ambas empresas tienen proyectos que sí ingresaron al SEIA.

[6] Un proyecto puede tener más de una causa judicial, por lo que el número de proyectos involucrados es menor que el número de causas.