Noticias

Observatorio Judicial critica reemplazo de recurso de protección por la acción de tutela

“Existen razones que indican que trasladar la acción de tutela a dichos tribunales (de primera instancia) no implicará un mayor acceso a la justicia, porque probablemente los procedimientos de tutela serán más largos”, agrega.

Publicación: El Mercurio

La propuesta de la comisión de Sistemas de justicia de reemplazar el recurso de protección por una acción de tutela de derechos fundamentales, que ahora se presentaría en tribunales de primera instancia y no directamente ante las cortes de Apelaciones, ha generado controversia.

Solo la apelación contra la sentencia definitiva sería conocida por los tribunales de alzada, y la unificación la haría la Corte Suprema “si respecto a la materia de derecho objeto de la acción existen interpretaciones contradictorias sostenidas en dos o más sentencias firmes”. Así lo plantea el artículo que el martes votará el pleno de la Convención.

El Observatorio Judicial no concuerda con los argumentos de los convencionales para la modificación, como la necesidad de “ampliar el acceso a la justicia y agilizar los tiempos de tramitación”, considerando, por ejemplo, la distancia que hay entre las localidades y las cortes de Apelaciones.

Para Juan Francisco Cruz, miembro del Observatorio, el argumento de la lejanía entre la residencia de un ciudadano y el tribunal de alzada es muy débil. “Gracias a la modernización tecnológica del Poder Judicial, los recursos de protección —o futura acción de tutela— se pueden presentar virtualmente, y los alegatos también. Ya no es necesario acudir físicamente a un tribunal para presentar un escrito, salvo casos muy excepcionales. Por tanto, la distancia no justifica por sí misma un cambio de competencia tan relevante”, dice.

Posibilidad de procesos más largos

“Existen razones que indican que trasladar la acción de tutela a dichos tribunales (de primera instancia) no implicará un mayor acceso a la justicia, porque probablemente los procedimientos de tutela serán más largos”, agrega.

También afirma Cruz que los dato muestran que los tribunales de instancia están sobrecargados de trabajo y sus tiempos de tramitación son lentos, lo cual hace seriamente dudar que las acciones de tutela serán falladas de forma más expedita que en las cortes de Apelaciones”.

Igualmente discrepa sobre el argumento de que el traspaso de la acción de tutela a los tribunales de primera instancia “mejorará su eficiencia de tramitación, (…) resulta cuestionable. En primer lugar, es de público conocimiento que los tribunales de primera instancia están sobrecargados de trabajo”.

El Observatorio Judicial lo ejemplifica con estadísticas del ingreso de recursos: en 2019 ingresaron a los tribunales civiles 1.685.290 causas; en los tribunales penales, 675.546; en los tribunales de familia, 738.028 juicios, y en sede laboral, 761.503. Esto hace un total de 3.860.367 causas nuevas en un solo año.

Leer nota completa aquí