El decreto supremo N° 270, de 12 de octubre de 2021, declaró el estado de excepción constitucional de emergencia, por grave alteración del orden público, en las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Biobío, y en las provincias de Cautín y Malleco, en la Región de la Araucanía, por un plazo de 15 días que fue prorrogado el 26 de octubre. Días más tarde, la Sala del Senado visó por 21 votos a favor, 17 en contra y 2 abstenciones la extensión de dicho estado de excepción hasta el próximo 26 de noviembre.

Encontrándonos próximos al vencimiento de la medida, el gobierno ha anunciado que una vez más solicitará al parlamento su renovación. Entre los fundamentos invocados, el propio titular de interior ha destacado una baja en un 42% de los hechos de violencia en la zona, junto a una importante disminución de las usurpaciones en un 82%.

Como centro de estudios que vela por la independencia del Poder Judicial y el imperio del estado de derecho, coincidimos en la importancia de garantizar aquellas condiciones de seguridad que permitan a jueces y funcionarios del Ministerio Público llevar adelante su labor, en particular en esta zona donde se han visto amedrentados y amenazados en el ejercicio de su actuación.

En el siguiente link es posible revisar en detalle los estudios de Observatorio Judicial de la serie de informes sobre los hechos de violencia en la zona, que analizan las cifras más relevantes de diversos delitos, entre los que destacan justamente usurpaciones, porte ilegal de armas y homicidios, lesiones y amenazas.

Violencia en la Macrozona Sur I: Homicidios, lesiones y amenazas

Violencia en la Macrozona Sur II: Usurpaciones

Violencia en la Macrozona Sur: III: Ataques incendiarios

Violencia en la Macrozona Sur IV: Porte ilegal de armas