Luego de que el Presidente Piñera lo eligiera como su candidato para ocupar el cupo que dejó Hugo Dolmestch en la Corte Suprema, legisladores de la oposición ya han puesto en cuestión su nombre, debido a algunos de sus fallos. Uno de los más recordados es el de Los Queñes, en que absolvió a efectivos de Carabineros por la muerte de dirigentes del FPMR. Sin embargo, también tiene sentencias en que condena violaciones a los derechos humanos.

(…)

Según Juan Francisco Cruz, investigador del Obeservatorio Judicial, “los dos fallos que se le imputan al juez Mera, más bien reflejan un juez comprometido con el análisis riguroso de los hechos y un estricto apego a la ley. En el caso Los Queñes el ministro Mera, luego de analizar en detalle las pruebas directas, concluyó la existencia de duda razonable. La absolución fue confirmada por la Corte de Rancagua, y luego en la Corte Suprema, incluso el exministro Milton Juica falló por absolver a los imputados. También es importante recordar el caso Almonacid Arellano, donde el juez Mera redactó la sentencia que defendió y confirmó la improcedencia del Decreto Ley de Amnistía en el homicidio del profesor, aplicando el criterio fijado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en delitos de lesa humanidad”.

Respecto al caso de Quintero, Cruz señala que “es comprensible su rechazo, debido a que la complejísima situación medioambiental de Quintero-Puchuncaví excede totalmente la capacidad de una acción de carácter cautelar. El fallo argumenta, correctamente, que acoger las innumerables peticiones implicaba usurpar las funciones del Poder Ejecutivo y Legislativo. La acusación contra el juez Mera es un contrasentido: castigarlo por respetar la separación de poderes estatales y el sentido de las leyes”.

Leer nota completa aquí